Tres familias dominicanas reciben el Premio de Valores Familiares 2021

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer

Reconoció los aportes en los renglones matrimonio, unidad familiar y paternidad

Santo Domingo, RD. – La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días realizó este 30 de septiembre la ceremonia de entrega del Premio de Valores Familiares 2021, donde fueron reconocidas tres familias dominicanas que sirven de ejemplo e inspiración por sus aportes a la unidad familiar.

La primera familia reconocida de la noche fue la de la comunicadora Zinayda Rodríguez, presidente de Señales TV y su esposo, el también comunicador Euri Cabral, quienes recibieron el premio en el valor matrimonio. Con más de 34 años de casados, esta pareja ha dictado conferencias sobre el tema en más de 200 localidades del país, ayudando a promover matrimonios sanos y asegurando que se puede ser feliz para siempre. Este premio fue entregado por el élder Moisés Villanueva de los 70 y miembro de la Presidencia del Área del Caribe y su esposa la hermana Leticia Villanueva.

Zinayda dio gracias a Dios por entrar en sus vidas y en su relación de pareja permitiendo que puedan decirles al mundo que “se puede ser feliz como en los cuentos de hadas, siempre y cuando se ponga a Jesucristo en el centro”. Agradeció a la Iglesia de Jesucristo el honrarlos con esa distinción y con esto a todos los matrimonios comprometidos con hacer del mundo un lugar mucho más humano. De su parte, Cabral destacó que el compromiso de fortalecer los matrimonios es por “las alarmantes cifras de casi 40 mil divorcios al año en República Dominicana, equivalente a un divorcio cada 7 minutos”.

En el valor unidad familiar fueron reconocidos el cantante Manny Cruz y su esposa Yeri Peguero, pareja que ha enfrentado grandes retos en la carrera del artista y uno muy difícil, el contagio con el COVID 19 de su esposa y su pequeña niña recién nacida, quienes pasaron por un proceso de gravedad. Destacó el cantante, compositor y productor dominicano que “solo las oraciones de tanta gente, el contar con un Señor maravilloso, un Dios vivo, de milagros, misericordioso y el tener el amor de una familia con fe”, pudo devolverle a su esposa.

Manny recibió el galardón de manos del élder Jorge Alvarado, de los 70 y miembro de la Presidencia del Área del Caribe junto a su esposa Cari Lu Alvarado. Manifestó recibirlo con mucha alegría y humildad, dando gracias a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por esta iniciativa que calificó de hermosa y maravillosa.

En el valor paternidad, fue reconocido el empresario Oscar Villanueva, fundador y presidente del proyecto Quiéreme Como Soy y su esposa María Esther Valiente, quienes tuvieron que romper paradigmas ante el nacimiento de un hijo con Síndrome de Down, promoviendo la paternidad para todos los niños y adolescentes del país tal como son, sin importar su condición.

Oscar Villanueva agradeció la distinción y dijo recibirlo con mucha humildad. Indicó que la familia es el núcleo de la sociedad, pero que “la sociedad se enriquece con ese núcleo fortalecido a través de las escuelas y de las empresas”. Dio gracias a Dios por la oportunidad de servir a la sociedad a través de comunicar su unión familiar y poder replicarlo con su equipo y contagiarlo en el ámbito laboral. Este galardón fue entregado por el élder Eduardo Gavarret, de los 70 y presidente del Área del Caribe junto a su esposa Norma Gavarret.

El élder Gavarret dirigió las palabras principales del acto, centradas en la profundización en los valores familiares, identificando estos como “el conjunto de creencias, principios, costumbres, relaciones respetuosas y demostraciones de afecto entre los miembros de una familia, que se adquieren en la convivencia en el hogar y que transmitimos de una generación a otra, de la firme creencia de que tenemos una naturaleza divina y un Padre Celestial que nos da fuerza, valor y entendimiento en los momentos que más lo necesitamos”.

Habló de esos valores familiares que se ponen a prueba cada día como la paciencia, la respuesta bondadosa, la calma, el humor, el accionar honesto, el trato respetuoso a los demás y la humildad de la fe. “Esos valores familiares forman parte de los atributos de Cristo y deberían formar parte de todas las personas. Imagínense la sociedad que tuviéramos si todos practicásemos esos valores”, enfatizó el élder Gavarret.

Se refirió a personas que piensan y pueden convencer a otros de que estos valores están pasados de moda, son sinónimos de debilidad y que para sobresalir en este mundo debemos dejarlos de lado. También destacó cómo las escrituras nos enseñan principios básicos y nos orientan para incorporar estos valores a nuestras vidas, poniendo como ejemplo la cita en proverbios “instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”.

“Cuan poderosa es la oración y cuantos milagros pueden generar cuando todos practicamos y nos unimos en oración. Dios bendice a las familias que oran juntos, dándoles paz, amor y armonía en el hogar”, aseguró.

Afirmó que existen cuatro columnas que sostienen las familias, las hace “fuertes e indestructibles: padre valiente, madre prudente, hijo obediente y hermano complaciente”. Recordó además dos frases importantes, la del presidente Henry B. Eyring cuando dijo: “La obra más importante que podamos realizar está dentro de las paredes de nuestro propio hogar” y la de David O. McKay quien afirmó que “Ningún éxito puede compensar el fracaso en el hogar”.

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
laprensard

laprensard

¡Independiente al Servicio del Pueblo!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *